SE REALIZAN ENVÍOS TODOS LOS LUNES Y JUEVES (tiempo estimado de producción de tu pedido, 1 semana)

UNA FAMILIA DE 2, TAMBIÉN ES PERFECTA

Mi ilusión desde pequeña era ser mamá cuando fuera mayor. Mis padres se separaron cuando yo tenía cinco añitos, y eso, me creó la necesidad emocional de buscar y crear una familia “estable” y “tradicional”... Esa necesidad me hizo llegar a dudar si debía aguantar ciertas cosas de mis parejas... Y a analizar todo para saber si serían buenos compañeros de camino y padres para mis hijas/os... Esa presión, me llevaba a desilusiones, frustraciones y varios intentos fallidos...

Recuerdo el sentimiento de tristeza, de fracaso, con mi último intento... Después de dejarlo tantas veces todo, por “amor”... Volver atrás, empezar otra vez de cero ... Y con mi edad... Y aquí es cuando empecé a platearme en serio (con todas mis dudas) el ser madre sola... Las preguntas, incertidumbres y miedos antes de empezar son habituales. Sumados a que de golpe las palabras de la gente, su opinión, observaciones y puntos de vista, te duelen el doble...

Empecé diciendo, voy a probar y si tiene que ser genial, y si no, me iré a viajar, escribiré un libro y adoptaré un par de perros. Y aquí empezó mi gran aventura, y nuestra historia!

Cuando me dijeron que tenía las trompas obstruidas y teníamos que ir directamente a InVitro. Todos los pinchazos que tuve que aguantar (siendo anti agujas), calculando horas, ordenando pastillas... Cuando me dijeron la cantidad de óvulos que me habían sacado, tuve que esperar durante una semana a saber si iban aguantando, si se fecundaban, y cuantos quedarían. Me iban llamando... Ahora hay ocho, Raquel, quedan cuatro... Al final... Tres!!! Dos muy buenos y uno de menos calidad...

Recuerdo el día que me tenían que introducir a Nora, recuerdo los nervios, la ilusión, las ganas de llorar y a la vez reír ... Y ver en la pantalla, esa pequeña luz que se introducía dentro de mi! Entonces llegaron las dos semanas más largas de todo el proceso. Saber si sigue contigo... Dos semanas de tocarte la barriguita, de hablarle, de pedirle que se quede contigo, que l deseas con todas tus fuerzas y que vas a hacer lo posible para que sea feliz, que aquí la esperas!

Y después de muchas pruebas, esperas, silencios, noches, lágrimas y alegrías, aquí la tengo... A mi lado, respirando con su nariz tapadita de mocos y buscándome la manita, cuando se desvela un poco, para asegurarse que sigo aquí! Y ahora entiendo muchas cosas! Y es que el AMOR que buscaba lo tenía dentro de mi, solo necesitaba ayuda para crearlaaaaaaa! Y ahora, he dividido ese amor, para latir juntas durante el camino!

Puedo decir que ha sido duro! Soledad, amistades desaparecidas, parto inesperado, postparto largo, confinamiento eterno, hasta pedir ayuda psicológica para poder sobrellevar la situación económica, laboral y emocional... Pero también estoy viviendo esto tan intensamente que me emociona solo escribirlo!

Nora es muy especial, es mi vida entera, es el significado de muchas cosas para mí. Y no, no somos una familia “convencional”, ni una familia como había imaginado y fantaseado miles de veces... Pero somos una pequeña GRAN familia!

Volvería a pasar todo miles de veces si me prometen que volveré a este momento con su mano cogidita! Y si! Nos tenemos una a la otra! Y quien sabe, la vida da muchas vueltas y a lo mejor acabamos escribiendo un libro, adoptando dos perros o ampliando nuestra pequeña gran familia

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados